- PROYECTOS -

OMICRON MOULD CONTRIBUYE EN LA LUCHA CONTRA EL COVID-19
La empresa ha diseñado y desarrollado una pantalla de protección facial, práctica, ligera y ergonómica.
Destinada a espacios comerciales, uso familiar y doméstico, y sobre todo a entornos de trabajo. Gracias a su comodidad y gran transparencia, puede utilizarse durante toda la jornada laboral.
El diseño cuenta con una visera realizada en Polipropileno moldeado, con aberturas de ventilación en la parte superior, pantalla de 250micras, un frontal de espuma de 10mm de grosor y una cinta trasera de gran elasticidad.
Se presenta en una variedad de colores y posible personalización para su empresa o negocio.
La industrialización de esta pantalla ha sido posible gracias al compromiso y entusiasmo de todo el equipo de omicron mould, que pueden llegar a fabricar 1000 pantallas diarias.
DESARROLLO DE UNA NUEVA BOTELLA DE PLA PARA VINO
Ómicron mould ha colaborado con AIMPLAS en un proyecto para la Bodega Matarromera en el desarrollo de un nuevo envase sostenible para sus vinos. Se trata de un envase bioplástico, concretamente PLA, y es la primera botella fabricada en este material que reproduce el diseño de las tradicionales botellas de cristal para vino con la ventaja de ser mucho más ligero (50 gramos de peso), totalmente reciclable y con un menor impacto ambiental de su proceso de fabricación.
En el proyecto se han realizado los diseños de los nuevos envases sostenibles así como el molde de la preforma y el molde de soplado de las botellas sostenibles. Posteriormente, se ha llevado a cabo también la caracterización del nuevo envase que gracias a un recubrimiento interior con óxido de silicio y se ha comprobado una mejora considerable de la permeabilidad a los distintos gases.
ENVASES BIODEGRADABLES PARA PRODUCTOS LÁCTEOS
Ómicron mould ha colaborado con AIMPLAS en un proyecto de investigación que ha hecho posible el desarrollo de nuevos bioplásticos a partir de los cuales se podrán fabricar nuevos envases sostenibles resistentes a la esterilización y la pasteurización, de forma que puedan contener productos lácteos como leche fresca, batidos y yogures con probióticos.
El objetivo del proyecto era lograr que los nuevos envases biodegradables, fabricados con los bioplásticos desarrollados en el proyecto, cumplieran con los requerimientos mecánicos y térmicos requeridos para estas aplicaciones y que superaran los análisis microbiológicos sin afectar a las propiedades organolépticas del producto. El resultado han sido botellas y tapones monocapa y bolsas multicapa capaces de resistir temperaturas de hasta 95 grados centígrados.